sábado, 24 de febrero de 2018

Il Volo en la era de la posverdad

Il Volo en el festival de Sanremo 2018 recibiendo la ovación
del público después de interpretar "Nessun Dorma" (Il Volo music)
     La posverdad (post-truth en inglés) es una palabra que define muy bien algunas tácticas utilizadas por muchos políticos y medios de comunicación de nuestro tiempo. Pero ¿qué es la posverdad? Pues es toda información o afirmación que no se basa en hechos ni datos objetivos, sino que trata de distorsionar la realidad con el fin de crear y modelar la opinión pública apelando a las emociones y, a veces, a los bajos instintos de las personas. Para ello, se repiten hasta la saciedad ciertas afirmaciones que, aunque no se correspondan con la realidad, sirven para influir en algunas actitudes sociales. En definitiva, se trata de hacer propaganda y manipular la opinión pública mediante mentiras que resultan muy efectivas porque satisfacen ciertas emociones humanas, a veces las más negativas y rastreras, como son la envidia, el resentimiento, el odio, el deseo de venganza o el complejo de superioridad.

     Aunque estas tácticas han cobrado de nuevo vigor en los últimos tiempos, no son nuevas. Por ejemplo, fueron utilizadas con mucha efectividad por el régimen nazi, especialmente por el ministro de propaganda de Hitler, Goebbels, al que se le atribuye la famosa frase: “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Esta frase, que también se atribuye a Lenin y a otros pensadores, en cualquier caso define bastante bien lo que es la posverdad: una mentira que se repite con tanta frecuencia que, al final, la gente se la acaba creyendo.

     Las relaciones del grupo Il Volo con la prensa y la crítica italiana están claramente marcadas por la posverdad. Desde su triunfo en el festival de Sanremo en 2015, la prensa italiana se ha dedicado a vituperarles o a ignorarles. Las razones de este extraño comportamiento son un misterio (aunque nos las podemos imaginar), pero esta actitud de la prensa es fácilmente comprobable con un sencillo trabajo de hemeroteca. Mientras los chicos tuvieron éxito fuera de Italia, no recibieron excesivos ataques, pero todo cambió a partir de su actuación en el festival de Sanremo, el 11 de febrero de 2015, cuando cantaron por primera vez en público Grande Amore y recibieron una ovación del público inusual y sorprendente. A partir de ese momento, debieron saltar algunas alarmas y la prensa empezó a tener un comportamiento inaceptable. Excepto alguna honrosa excepción, los críticos se opusieron en bloque a su triunfo y cuando, gracias a la avalancha de votos de la audiencia, se alzaron con el triunfo, se enfurecieron. La rueda de prensa después de su victoria fue un espectáculo insólito en el que los chicos fueron ferozmente atacados de una manera inaudita. Muchos de estos críticos se consolaban pronosticando un triunfo efímero para Il Volo, pero en los meses y años siguientes estas expectativas se vieron frustradas. El grupo vendía muchos discos (a pesar del silencio de la radio italiana), los mejores teatros del mundo les contrataban y se llenaban de público, la prensa internacional les alababa y los programas de televisión en los que participaban subían sus índices de audiencia de forma espectacular.

     La prensa y la crítica no conseguía influir lo suficiente en la opinión pública como para hacer fracasar al grupo, por lo que se inició la campaña de la posverdad: multitud de medios empezaron a repetir hasta la saciedad apreciaciones e, incluso, hechos que, aunque no se correspondieran con la realidad, fueron incorporados a la mentalidad colectiva de un cierto sector de la población que se dedicó a repetir estos tópicos en las redes sociales. Los especialistas en difundir estos tópicos fueron los haters (personas que muestran sistemáticamente una actitud negativa u hostil, utilizando el insulto y el lenguaje grosero en vez de la argumentación), que repetían como papagayos las frases que habían leído u oído en los medios de comunicación sin cuestionarse si lo que decían era verdad o mentira. Un ejemplo claro de esta actitud lo encontramos en una de las frases que más se repite entre los haters cuando hablan de Il Volo: “son tres mocosos presuntuosos y altivos”. Cuando a estos haters se les pregunta por qué dicen esto, siempre contestan lo mismo: “porque es lo que se dice de ellos”, refiriéndose a lo que se publica en los medios de comunicación.

Il Volo y Claudio Baglioni interpretando "La vita è adesso"
en el Festival de Sanremo 2018 (Foto: AGI/ANSA – Rai)

     Pero el paroxismo de la prensa y la crítica llega con la participación de Il Volo en el Festival de Sanremo de 2018 como invitados especiales. Ese día Gianluca, Piero e Ignazio obtienen una gran ovación en el teatro Ariston con el público puesto en pie tras su interpretación de “Nessun Dorma”. Al día siguiente se sabe que el record de audiencia televisiva lo ha obtenido Il Volo con más de catorce millones de espectadores en su primera aparición y una cuota del 54% de la audiencia italiana durante su interpretación de la canción “La vita è adesso” junto a Claudio Baglioni. Pero, curiosamente, antes de que terminasen de cantar, los haters ya se habían lanzado a insultarles como posesos en las redes sociales. Por su parte, la prensa enloquece y empiezan a llover las descalificaciones, los desprecios e, incluso, las vejaciones. No se habla de sus voces, su profesionalidad o su calidad como cantantes, solo se lanzan apreciaciones subjetivas sobre la música que interpretan o sobre ellos como personas. Pero lo verdaderamente significativo es que no se aportan datos objetivos, solo se lanzan dogmas de fe que algunos toman como verdades reveladas. Un fenómeno verdaderamente insólito.

     Sin embargo, si analizamos muchas de las afirmaciones que se publican sobre ellos una y otra vez, nos damos cuenta que la inmensa mayoría de ellas no se corresponden con la realidad ni están avaladas con datos, sino todo lo contrario. Vamos a analizar a continuación varios de estos tópicos y, para comprobar su veracidad, vamos a utilizar algunas estadísticas que están a nuestra disposición. Desde hace más de un año, dispongo de datos provenientes de un canal de YouTube dedicado a Il Volo, así como de una página de Facebook y dos blogs. Estos datos estadísticos nos pueden ayudar a comprobar si las apreciaciones que se vierten en torno al grupo italiano se corresponden con la realidad o son un intento de manipulación y modelación de la opinión pública.

     Se dice: “Son unos veinteañeros que cantan como viejos y para viejos”, “solo gustan a las mujeres” o “Il Volo no gusta en Italia, solo tiene éxito en el exterior gracias a la nostalgia de la población emigrante”. Estas afirmaciones son especialmente reprobables porque denotan un trato despectivo y casi discriminatorio para las personas de cierta edad, las mujeres y la población emigrante, a los que implícitamente se desprecia. Pero, al margen de lo inconvenientes que resultan estas afirmaciones, lo importante es que no son ciertas. Después de realizar un estudio de la evolución de la audiencia del canal de YouTube durante el año 2017, podemos observar que, excepto en marzo y abril, el público menor de 40 años siempre ha sido superior al de más de cuarenta años. Si tomamos como referencia el mes de diciembre de 2017 (que se próxima bastante a la media de todo el año), vemos que los grupos de edad más numerosos son los de personas entre 18 y 24 años (23%) y entre 25 y 34 años (22%). Si tenemos en cuenta que este estudio se ha realizado en 2017, el año de “Notte Magica”, el proyecto más clásico y lírico de Il Volo, parece quedar desmentida la tesis que indica que al público joven no le gusta este tipo de música o bien que Il Volo ha conseguido acercar el público joven al clasicismo. Pero lo que más sorprende de estos datos es que, siendo más numerosa la audiencia joven, Il Volo también gusta a las personas de edad. Son un raro fenómeno intergeneracional.

Datos obtenidos del canal de YouTube de Carmen García dedicado al grupo Il Volo
Datos obtenidos del canal de YouTube de Carmen García dedicado al grupo Il Volo

     En lo referente a la distribución de la audiencia del canal de YouTube por sexos durante el año 2017, podemos apreciar que, a principios de año, efectivamente, el público femenino era mayoritario, pero en el mes de junio se produce un cambio de tendencia que se consolida en agosto y, a partir de ahí, la audiencia masculina supera a la de mujeres, aunque conservando un buen porcentaje de público femenino. Además, hay otro dato significativo: la audiencia masculina ha ido aumentado gracias a los más jóvenes. Como se puede apreciar en el gráfico de la audiencia en el mes de diciembre, la audiencia masculina es especialmente alta entre los jóvenes; es a los hombres mayores de 45 años a los que parece no gustarles Il Volo, curiosamente la edad que predomina entre los periodistas y críticos, mayoritariamente hombres cuarentones, cincuentones y sesentones, muchos de ellos anclados en gustos musicales de los años 60, 70 y 80 del siglo pasado. La audiencia masculina es mayoritaria en piezas de carácter lírico, mientras que la audiencia femenina prefiere las canciones pop.

Datos obtenidos del canal de YouTube de Carmen García dedicado al grupo Il Volo

     Respecto a la escasez de seguidores en Italia, esta es quizás la afirmación más falsa. Si analizamos las estadísticas tanto de la página de Facebook como de los dos blogs a las que tengo acceso, lo primero que llama la atención es que el público italiano es el que, con mucha diferencia, está más interesado por el grupo. Por otra parte, entre los países que figuran entre los diez primeros de audiencia, nos encontramos a España, Rusia, Polonia, Bulgaria, Hungría, Irlanda o Japón que no son países que alberguen precisamente a muchos inmigrantes italianos; por tanto, la teoría de que Il Volo solo tiene éxito entre la población emigrante nostálgica tampoco se sostiene. Hay que tener en cuenta que, aunque algunos artículos se encuentran traducidos al italiano, estas páginas están redactadas fundamentalmente en español y, por tanto, el porcentaje de lectores de habla española es muy alto; pero esto hace que sea aún más llamativo el interés que despierta entre el público italiano y, en general, en el público del mundo entero.

Datos obtenidos de páginas dedicadas al grupo Il Volo  gestionadas por Carmen García 

     Después de este rápido análisis estadístico, podemos concluir que Il Volo parece interesar un poco más a los hombres que a las mujeres, a los jóvenes que a los mayores, a los italianos que al resto del público, pero, por encima de todo, llama la atención la universalidad de este grupo que interesa a todas las edades, sexos, culturas y latitudes.Y, en suma, vemos que en el momento que se analizan datos objetivos, y no prejuicios y tópicos, se vienen abajo las afirmaciones que se repiten una y otra vez sobre Gianluca, Ignazio y Piero en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Los diez países con más audiencia del blog "Il Volo, arte y cultura"
     En definitiva, Il Volo es una víctima más de la era de la posverdad, en la cual parece valer más la opinión de unas pocas personas que tratan de modelar a la opinión pública que la realidad. Pero de todo ello podemos sacar una conclusión esperanzadora: a pesar de los esfuerzos de ingeniería social y cultural de los manipuladores, el público tiene criterio y, a pesar de las campañas denigratorias, sigue comprando sus discos, llenando los teatros y ovacionando a unos cantantes que han sabido mantener la calidad frente a la mediocridad que intentan imponernos.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.