domingo, 15 de abril de 2018

Il Volo: El brindis de La traviata

Il Volo con Plácido Domingo que dirigió la orquesta durante 
la interpretación de Libiamo ne' lieti calici en el concierto de 
Florencia el 1 de julio de 2016 (Créditos: Il Volo music)

          Libiamo ne’ lieti calici, también conocido como “El brindis de La traviata”, es un dúo con coro perteneciente a la ópera La traviata (La extraviada) de Giuseppe Verdi. La traviata, ópera basada en La dama de las camelias de Alejandro Dumas (hijo), junto a Rigoletto e Il trovatore, supuso la consagración definitiva de Verdi y una las óperas más representadas de todos los tiempos. Al igual que la novela de Dumas, La traviata es una historia de amor, pasión, celos y muerte, todos ellos temas muy queridos por el Romanticismo en pleno auge en los años de su estreno.

           La acción de La traviata se desarrolla hacia 1850, es decir, en la misma época de Verdi. La protagonista es Violetta, una mujer de origen humilde pero muy bella que, para poder llevar una vida de lujo y placer, se había convertido en una famosa cortesana que vivía a costa de hombres ricos e influyentes. Un joven de familia acomodada se enamora de ella en la distancia y se preocupa por la salud de Violetta cuando ésta cae enferma con tuberculosis. Este joven, llamado Alfredo, tiene ocasión de conocer a su amada en una fiesta a la que acude acompañando a un amigo y, durante esta escena del primer acto, se canta el famoso “Brindis” en el cual se establece un diálogo entre Alfredo y Violetta en el que queda bastante claro el diferente concepto del amor y la vida que tienen los dos personajes. Mientras Violetta dice que “la vida es solo placer”, Alfredo, que está enamorado, contesta “para aquellos que no conocen el amor”. Cuando se quedan solos, parece que Violetta se siente atraída por Alfredo y acepta tener una relación con él, pero no está dispuesta a renunciar a su vida de lujos y diversión, tal vez porque sabe que su enfermedad acabará con su vida en poco tiempo.

En el segundo acto, Violetta ya está enamorada de Alfredo y vive con él en una casa de campo. Sin embargo, un día el padre del joven le pide a Violetta que abandone a su amante porque le está arruinando la vida. Violetta, para no perjudicar a su amado, decide abandonarlo y volver a su vida anterior. Todo esto provoca una serie de episodios de celos y dolor en ambos personajes. Violetta cae de nuevo enferma y el padre de Alfredo, corroído por el remordimiento, le confiesa a su hijo que él ha sido el culpable del alejamiento de Violetta. Alfredo, finalmente, acude a visitar a Violetta que muere en sus brazos.

La traviata se estrenó en el teatro La Fenice de Venecia con un estrepitoso fracaso. Según la opinión del propio Verdi, el reparto no había sido muy acertado, especialmente en el caso de la soprano que, por su edad y su sobrepeso, no hacía creíble el papel de una mujer joven y delicada que moría de tuberculosis. Verdi revisó la obra y volvió a estrenarla, con nuevos intérpretes, en 1854 en el teatro San Benedetto de Venecia y, esta vez, fue un rotundo éxito.

Cuando se representa la ópera, Libiamo ne’ lieti calici es un dúo interpretado por un tenor y una soprano, acompañados en algunos fragmentos por el coro. Sin embargo, cuando se canta en recitales y conciertos, es frecuente que sea interpretado por tenores, en solitario, en dúos o en tríos. Así fue como cantaron esta pieza Pavarotti, Carreras y Domingo en sus famosos conciertos de Los tres tenores, y así es como la ha interpretado Il Volo durante su tour Notte Magica.

A continuación, se ofrece un vídeo con la actuación de Il Volo en Moscú el 18 de junio de 2017, con subtítulos en español, interpretando el alegre y famoso "Brindis" de La traviata.

Il Volo durante la interpretación de Libiamo ne'
lieti calici en Moscú el 18 de junio de 2017.